20 ene 2023

Home Office

 home office


Con todo lo malo que se vivió en este último par de años, y a pesar de las pérdidas. 

Recapitulo y a riesgo de que opines de lo que escribo como una barbaridad, me gustó como viví este periodo “trágico”  de nuestra era.

Me levantaba, cumplía con mis labores de oficina desde casa, hacía las tareas del hogar, tenía tiempo de jugar con mis doce gatos y dos perros, ensayaba con mi banda, de hecho en esos dos años compusimos y grabamos en estudio algunas rolas.


Cursé algunos estudios de mi interés en línea, todos estos cursos y diplomados bajaron su costo a la mitad de su precio.

En fin fui feliz, muy feliz teniendo el parque solo para mí, reunirme solo con las personas que están en la misma sintonía. 


Aprendí que se puede ser productivo con un par de horas enfocadas totalmente en el trabajo y el resto del día  para tu crecimiento personal. Y en está reflexión y recapitulación personal es que me dispuse a escribir el post que te presento enseguida.


TRABAJAR DESDE CASA


Los tiempos están cambiando y cada vez es más común trabajar desde casa, también conocido como home office. Esta modalidad de trabajo ha ganado terreno en los últimos años gracias a la tecnología, que nos permite estar conectados y trabajar desde cualquier lugar.


Sin embargo, a pesar de los beneficios que ofrece el trabajo en home office, hay algunas personas que resisten este cambio. Algunos argumentan que es más difícil mantener la disciplina y la productividad cuando se trabaja desde casa, mientras que otros echan de menos la interacción social y el ambiente de trabajo que se tiene en una oficina.


Es cierto que el trabajo en home office no es para todos, y que cada persona tiene sus propias preferencias y necesidades. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la tecnología nos ha alcanzado y que el mundo del trabajo está cambiando. Esto significa que es necesario adaptarse a estos tiempos y considerar la opción del trabajo en home office como una forma viable y cada vez más común de trabajar.


Para aquellos que están resistiendo el cambio, es importante recordar que el trabajo home office tiene muchos beneficios. Por ejemplo, permite ahorrar tiempo y dinero en desplazamientos, ofrece más flexibilidad y libertad para organizar el día a día, y puede mejorar la calidad de vida al permitir un mayor equilibrio entre la vida laboral y personal.


Además, aunque el trabajo en home office puede ser solitario en ocasiones, existen muchas herramientas y plataformas que nos permiten mantener la comunicación y el trabajo en equipo de manera efectiva. La clave es encontrar el equilibrio adecuado y aprovechar al máximo las ventajas del trabajo en home office.


En conclusión, aunque el trabajo en home office no es para todos, es importante tener en cuenta que es una modalidad de trabajo cada vez más común y viable. La tecnología nos ha alcanzado y es necesario adaptarnos a estos tiempos y considerar el trabajo en home office como una opción válida.


Con equilibrio y el uso de las herramientas adecuadas, el trabajo en home office puede ofrecer muchos beneficios y mejorar la calidad de vida.


Bueno pero esta solo es mi perspectiva ¿Tú que piensas? Lo importante es no olvidar estar bien siempre. 

Saludos. 😉