5 oct 2020

Que hacer cuando escuchas una voz que grita tu nombre a media madrugada


 
 
Anoche tuve otra épica batalla con satanás. Una de tantas.

Lo sobrenatural cada vez me parece mas natural...
-¡Pancho, Panchooo, sal!-
 
Me gritaron desde la calle. Desperté de golpe al escuchar mi nombre, totalmente lúcido sin modorra alguna. Me sorprendí sentado en la cama tratando de asimilar si fue en mis sueños lo que escuché o era real.
 
-¡Sal! ¿Ó tienes miedo?
 
Ahí estaba otra vez la voz. Mis perros en silencio, solo mis gatos inquietos iban de una ventana a otra y me miraban profundamente, luego se venían a mis piernas como diciendo vamos, estamos contigo.
En ese momento no piensas en cosas sobrenaturales, no que chingaos. Cuando traes cola sabes que un día tal vez tu pasado te alcance. Tomé la 45 que siempre tengo cargada en el cajón de la base de la cama. Me puse mis dickies y me calcé los stacy adams. Si era mi hora de dejar éste mundo pos al menos que saliera bien línea en la nota roja.
Me acordé de Jose Cruz, poeta voclaista de Real de 14.
 
"Te preparo un té o te sirvo alcohol
¿Vienes a hablar o nos vamos a rajar el corazón?
Siempre supe que
debo el alquiler y hoy voy a pagar..."
 
Corté cartucho y me fuí acercando a la ventana y no vi nada, mi gato macho estaba erizado.
Fuí a la otra ventana, solo el silencio y la luz brillante de la luna llena. Abrí la. Puerta poco a poco y atravesé la cochera. Revisé abajo de la camioneta luego abajo de mi carrito, mis gatos eran los únicos maullando en las ventanas.
-¿On tas hijoetuputamadre? ¡Saltele culero, no qué muy verga!-
 Grité tratando de ocultar mi nerviosismo. Me metí al baldío de enfrente y no había nadie.
Un fuerte olor a quemado invadía el ambiente. Mis gatos bufaban en la ventana. Lo mas raro es que todos mis perros dormían tranquilamente...
Un escalofrío me invadió cuando entré de nuevo a la casa. Y mientas ponía llave de nuevo a la puerta...
 
-¿Tienes miedo?-
 
Volví a escuchar la voz afuera de mi casa...

                                                           Disfraz para niña en Amazon


Disfraz de bruja púrpura para niña de Halloween (3T (3-4 años)) rel="nofollow" target="_blank">NOMBRE DEL PRODUCTO DE AMAZON

Disfraz de bruja púrpura para niña de Halloween (3T (3-4 años)) " rel="nofollow" target="_blank">ver en amazon   " rel="nofollow" target="_blank">

24 ago 2020

¿Por qué hay gente que no baila en las bodas? Ésta pudiera ser solo una causa... Cada rosa tiene su espina como cada vaquero su canción.

Hay personas que se preguntan por que no bailo. Creen que estoy muy estúpido y no sé bailar. No saben el por que digo que no cuando me invitan. Si supieran la verdadera historia.
Yo era un vaquero como muchos de ustedes aquí en Monterrey. Siempre traía puestas, y bien puestas mis botas vaqueras, mi cinto piteado, sombrero resistol, pantalones wrangler... En fin, un vaquero hecho y derecho. Mi troca una Ford 78 caja cortita, 8 cilindros bien arregladita, pa jalar y pa tirar chopo en los balies. Los fines de semana era de ir al Farwest Rodeo, estaba de moda en esos años. Cuando llegaba ese día ensuciaba la camioneta de lodo. Le enganchaba la traila y le aventaba unas pacas de zacate. Las botas las llenaba de caca de vaca. Si así como lo oyen. Éste look de camioneta sucia y vaquero sudado era el mejor truco para ligar morras. Ya nomás les decía que venía del rancho y que vine a vender unos becerros. Y pos que tenía unas cuantas tierras y ganado. Caían las morras. Neta que si. Y pos aparte, no es por nada pero bailaba chingón.  Y pos uno guerco no mide. Nunca tiene llenadera el cuerpo. Ya saben como es eso. Para esto yo tenía mi morra que también bailaba con madre. Siempre ganábamos todos los concursos que había ahí. Y también los que organizaba un vato en la tele. Jesús Soltero. Todos los ganamos la morrita y yo. Pos en una de esas noches que andaba de cabrón sin la morra, yo solo en el rodeo, alguien le pitarreo a mi potranca y se me armo gacho. Se puso fea la película vatos. La noche se hizo larga queriéndola contentar. 
Lo peor es que teníamos una competencia de baile al día siguiente en la tele.
En fin contenté a la morra. Después de incarmele, llorarle e implorar su perdón. Pero ps la espina ya estaba clavada. Al otro día la noté fría como el viento peligrosa como el mar... Juimos al concurso ese de baile y en una vuelta mortal. Me miró a los ojos. Nunca podré olvidar esa mirada. Profunda y triste. Muerta... Soltó mis manos y cayo de espaldas chicoteandole la cabeza contra el suelo destrozándose la nuca. Aún escuchó el golpe seco en el suelo. Murió instantáneamente. Pero la neta siento que yo la maté. Y no ese día en el concurso de baile. No, no, no. 
Ella murió la noche anterior cuando me cacho cogiendo con otra en el estacionamiento del Farwest... Ese día este cowboy colgó el sombrero, guardó las botas, el cinto piteado, los wrangler entallaos y luego después de un tiempo los queme en la parrilla pa hacer carne asada. Mi depresión era grande, intenté quitarme la vida pero nunca tuve éxito. 
Un día bendito Dios pasaron unos hermanos, hermanos en el rock&roll y me hablaron del death metal, del jar cor del rock progresivo. Mi vida cambió hermanos, desde ahí cambió para siempre. Ahora que saben mi historia, espero no me juzguen a la ligera cuando me inviten a bailar o cuando en las bodas me vean quedarme sentado y todos bailando Payaso de Rodeo. Mientras ustedes dusfrutan mi corazón se desangra. Cuantas historias de éste tipo hay en cada alma rockera. Espero que ésto que les he compartido sirva para que no sean tan duros con mis hermanos rockeros. No, no somos estúpidos que no sabemos mover los pies. Solo somos Rockers con una historia triste de vaqueros dentro. 

Insomnio y sueños premonitorios

Sueños Premonitorios 

 

Últimamente duermo a toda madre, antes batallaba para dormir, hoy hasta sueño.

 En ocasiones sucede que despierto a medio sueño, me levanto, voy al baño,vuelvo a dormir y puedo continuar con el sueño, como si hubiera puesto stop y luego play.
 
Muchos de éstos son premonitorios. Sólo a algunas personas les cuento porque luego te miran raro y me entero que le platican a otros que me estoy volviendo algo loco.
 
Hace un momento después de comer, me senté en el sillón a escuchar un poco de música. Mis perros y gatos descansaban junto a mi, unos encima, otros en el suelo.
 
Entré en un sopor muy agradable hasta quedar dormido. Soñé al coyote y al correcaminos. Que sensación tan agradable ver que por fin lo alcanzaba y se lo comía.
 
Así yo. Algún día te alcanzaré en tús correrías, igual que el coyote al correcaminos te comeré mija.🤤
 

 

10 jun 2020

¿Qué harías si llega tú esposo y encuentra a un hombre desnudo comiendo en tu mesa? ¡Es tomatito mi amor!

Me despertó el rico aroma de la sopa. Ya era medio día. Me senté al borde de la cama y aún desnudo vi a mi alrededor.
Chingadamadre Panchito que andas haciendo tan lejos del infierno y tan cerquita del cielo.
Mi anfitriona había puesto la chanclas de su marido al pie de la cama para evitar el piso frío.
Pinche vieja cabrona que cree que soy un vale verga o que?
Claro que no me iba a calzar esas mugres, capaz y me pega algo el wey o simplemente por respeto, sus chanclas son sus chanclas.
Me puse mis botas y mi sombrero. Porque un hombre puede andar encuerao pero sin sombrero no mames, eso si que no.
Escuchó mi chorro en el baño al miar y me gritó desde la planta baja.
Le bajas y limpias la orilla. Y ya vente a comer!
Me senté a la mesa, olía rico. Sopa con sabor a mamá. Me sirvió y aventó algunas tortillas calientitas.
Huele rico!
Y sabe con madre. Me contestó la shula.
Siéntate no vas comer conmigo o que?
Si, tu empieza, me gusta verte comer.
En eso escucho abrirse la puerta.
Lo demás ocurrió como en cámara lenta. Volteo y lo veo entrando. Miro a donde ella esta al pie de la estufa, de espaldas a mi y el tipo parado en la puerta tratando de asimilar lo que ve. Busco mi pistola pero mi mano encuentra la nada en mi cintura. Estoy en pelotas en casa de este hombre, sentado en su mesa su esposa me da de comer.
La mujer es cabrona, y cuando digo mujer no me refiero solo a ésta, la de la sopa rica. No señores, me refiero al genero. Ellas son el diablo. Pueden mentir sin parpadear. Fácilmente pasan un detector de mentiras fríamente.
 Sentí como se detuvo el tiempo. Un espesor inundo el ambiente hasta que el hombre en la puerta lo cortó como un cuchillo.
Que chingaos pasa aquí.
Yo inmóvil. Me sentí vulnerable encuerao, vestido únicamente con mis botas y mi sombrero, esperando un milagro o algo que terminara de una vez por todas con esto.
Vuelvo la vista a ella. Impasible. Como si nada pasara. Voltea, me mira y sonríe con una puta paz celestial, digna de la virgen María.
El tipo repite.
Quien putasmadres es este cabrón!
Ella le dice.
Éste? Como que quien es? Es tomatito mi amor.